Make your own free website on Tripod.com

Madeline Millan

Herederos del Caos
Antonio Miranda
Gustavo Tissoco
Madeline Millan
Juan Carlos Vasquez
Lady Lopez Zepeda
Trina Quñones
Jorge Etcheverry Arcaya
Feliciano Mejia Hidalgo
Leopoldo Peña del Bosque
Alfredo Vaeza
Claudia Contreras
Ricardo Acevedo
Homenaje a George Orwell
Visual: Guillermo Antonio Ehrhardt
Poesia en Português (Mário Osny Rosa)
Letras Libres
Colaboraciones
Libro de Visitas
Ediciones Anteriores
Sumario

ny002.jpg

Estaciones

 

 

Debajo de esas ropas quién existe

en una época en que el otoño

en Manhattan es más bello

tal vez recuerdo a Cornwall

lugariño donde te esperé

 

Debajo de unas ropas dormidas

Belle Port de verano, en brasier,

ni tonta, si es negro, ni perezosa

Igual en una trusa de playa

nos desplazamos por la arena

Vestida, aparentemente, como los demás

 

Llevaba este copón de hilo negro por emblema

 

Salí caminando acompañada

Patalón militar hasta las rodillas

color verde oliva mi piel

al estilo de ahora

camuflaje por fuera y por dentro

Guerrillera en los cuarenta

Nada cambia hace 20

 

En 34 B, salgo a caminar con mis gafas

 

A medida avanzamos nos advierten

Las dunas son amurallados territorios de pájaros

 

Pajaritos volando detrás de turistas e invasores

Bandadas de Plovers de Fire Island, níveos de locura

Nos encontramos, ciertamente, en una isla de fuego

 

Soldaditos en blanco y negro

salen detrás de nosotras

Huyendo, haciendo el quite,

nos ganan la partida con sus picos

 

Al baile de los pájaros que no vuelan

— casi nada—atacan sobre nuestras cabezas

tan cerca de la arena, un incendio

 

Arena, tierra de combate, estoy de vuelta

newyork.jpg

 

Lo que el viento se llevó

 

 

Escucho a Louis Armstrong en los 20

cantando lo que buda en la India:

When you smile the world smiles with you

 

Las palabras más bellas

que oí se las llevó el viento

Lo que el viento me llevó fue el amor

Quedé sola con palabras

 

¡Ay, dolor, puro gozo!

Sin ti hoy empiezo a bailar

Bailaré por los desiertos,

las dunas por donde comí de tu mano

 

Te vas un día de octubre

Y un 6 de noviembre caerán

sobre mi cabeza todas las muertes

de los muertos,

la mía incluida

 

¡Ay, por qué tanto dolor en mi baile!

¡Trata que la pena no sea pena,

penita, pena, pena, penita!

 

Estoy tristísima lo sé

Te fuiste llevando las palabras

 

Las no escritas en las paredes

de la ciudad de Manhattan

Una ciudad pequeña

Un roto por donde escapa

mi mar, mi cielo, infinito del Sur

 

El mundo se hizo tan pequeño

Desde La Patagonia a los mares del Caribe

Así, pasando el agua, volvieron a verse las caras:

 

Mundo pequeñito

¿qué mundo me das?

 

Salta por mis ojos

que quiero volar,

Niño pequeñito

¿qué niño me das?

 

Esperas hacerme viuda

Ponerme a bailar, llorando

 

No guardes luto por nadie

muchacha bonita en tus cuarenta

Por el esposo ido ordeno

una sonrisa con los soles de tu isla,

aquellos que bien conoces

 

Contra la desgracia esta niña, esta niña

 

Si partes dos veces, ya estás muerto,

Curiosamente el mundo sonríe

de vuelta

 

Da vueltas

 

  

madelinemillan.jpg

Madeline Millan Nació en Coamo, Puerto Rico y vivió durante sus años de escuela superior en Bayamón. Inicia su bachillerato en periodismo, y luego en Estudios Hispánicos (UPR), en donde hace su maestría. En los años ochenta participó en el taller literario de la poeta María Arrillaga, junto a Daniel Torres y Edgardo Nieves Mieles, en la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras. Luego intentó entrar a una compañia de teatro. Sin lograrlo, cambia el rumbo y termina un doctorado en Nueva York. Formó parte de la junta editorial de la revista Extremos (Nueva York-Santiago de Chile-San Juan de Puerto Rico). Es editora de la revista de cine latinoamericano Entreextremos. Ha publicado en varias revistas de Estados Unidos, Latinoamérica y Europa. Su primer y más amado libro está inédito, Leche, titulado originalmente Nanas en Alphabet City. Hace aproximadamente dos años publica Para no morir por segunda vez, en Buenos Aires. En otoño de 2004  saldrá su segundo libro de poesía, De toros y estrellas (Terranova Editores). En principio, considerando el taller en que publica bajo la dirección de María Arrillaga en 1981, pudiera ser considerada como parte de esta generación. Sin embargo, Millán considera que comienza su conciencia poética con Leche en 1994-5, Manhattan, lugar donde todavía reside.


Contactar con la Autora

Herederos del Caos