Make your own free website on Tripod.com

Letras Libres

Herederos del Caos
Antonio Miranda
Gustavo Tissoco
Madeline Millan
Juan Carlos Vasquez
Lady Lopez Zepeda
Trina Quñones
Jorge Etcheverry Arcaya
Feliciano Mejia Hidalgo
Leopoldo Peña del Bosque
Alfredo Vaeza
Claudia Contreras
Ricardo Acevedo
Homenaje a George Orwell
Visual: Guillermo Antonio Ehrhardt
Poesia en Português (Mário Osny Rosa)
Letras Libres
Colaboraciones
Libro de Visitas
Ediciones Anteriores
Sumario

La noche del tropiezo (Cuento corto)

 

 

No puedo dormir esta noche, así que no tengo nada mejor que hacer que salir al bar de la esquina, a tomar un par de cervezas.

 

Las noches de Viena por lo general son frías e ingratas con los seres nocturnos, y ésta noche no es la excepción.

 

Camino por la acera sin pensar en nada, todo esta normal, como recuerdo con asco. Las criaturas de la noche, el despilfarro de erotismo barato y los vendedores de substancias, se codean con la autoridad, que lejos de intervenir, solo están pendientes de recibir su parte. Todo está igual. Nada cambia.

 

El bar está repleto de las caras de siempre:

 

El viejo Fritz, que enviudó hace diez años, y todavía viene a beber todos los días para olvidar a su querida Helga, que en paz descanse. Michael el vagabundo, que no teniendo dónde pasar la noche, siempre duerme en uno de los rincones o cuenta la historia de su patética existencias a cambio de un par de tragos.

 

En la mesa 4, cerca del calentador de vapor, está el doctor Mauser, que siendo medico forense es evitado por el resto de parroquianos.

 

Dos o tres desconocidos terminan de completar el cuadro de la decadencia urbana, con sus miradas perdidas en no sé que lejano planeta, lugares inexistentes de un universo de venenos bienvenidos.

 

Tras la pequeña barra se encuentra Brenda, la dueña del lugar, nos conoce a todos por nombre, para nosotros simplemente se llama "Madre".

 

--"Hola Leo, feliz noche buena, ¿Lo de siempre?"

 

--"Hola "Madre", feliz noche buena para ti también. Sí, una cerveza con Korn."("Korn" es un aguardiente de grano o fruta, que suele acompañar a la cerveza en algunas partes de Austria)

 

Siempre me pregunta lo mismo con las mismas palabras, y siempre respondo lo mismo con las mismas palabras también. Por supuesto no es Navidad, estamos a mitad de Agosto, pero para "Madre" siempre es noche buena, probablemente para recordar a su hija, que murió de neumonía a los doce años, el 25 de Diciembre de 1965, a consecuencia del frío invernal que había pasado cuando ella y su madre escaparon de Alemania oriental saltando el muro de Berlín un mes antes. Sin recursos ni familiares durmieron en las calles de Berlín por varias semanas en pleno invierno. Luego de enterrar a su hija, emigró a Austria, donde consiguió una segunda oportunidad, otro esposo que la dejaría dos años mas tarde. Heredándole éste pequeño bar en los suburbios de Viena. . .

 

Encaro el local dando la espalda a la barra como siempre, con los codos apoyados en la misma, esperando que algo interesante suceda.

 

Noche a noche hacemos todos lo mismo, desde hace no sé cuantos años. Todos queremos lo mismo, todos esperamos que algo pase.

 

Lo más interesante que ha pasado últimamente, fue cuando murió Hans Krause, hace un par de semanas.

 

Llegó al bar bañado en sangre, tambaleándose, con una horrible expresión de pánico terminal, implorando ayuda con la mirada.

 

Tenía una impresionante herida en el cuello, que recorría la garganta desde debajo de la oreja izquierda hasta la derecha. De ella brotaba la sangre a borbotones ensuciándonos a todos con su tibio salpicar.

 

Unos segundos después se desplomó y cayó al suelo con un sonido seco y quedó boca abajo en el charco de su propio fluido vital.

 

Nunca dijo nada, ni produjo algún intento de ruido ni nada. Murió allí, frente a nosotros, repugnante despojo para nuestros sádicos instintos de aburrimiento crónico.

 

No supimos nunca que le había pasado, ni porqué, y realmente a ninguno de nosotros le importó demasiado. Únicamente "Madre" lloró por un rato antes de llamar a las autoridades.

 

Por lo demás, desde que frecuento éste antro de soledad acompañada, nunca ha pasado nada de interés. Nadie habla con nadie, nadie dice nada, a excepción de Michael, el vagabundo, cuando tiene sed.

 

Tomo otro "Bier mit Korn, (cerveza con aguardiente), y me encamino de nuevo a mi cárcel personal. En el camino, Karen, la ramera de la cuadra, se me acerca y me pide lleve a casa.

 

¿Por qué no?, No pierdo nada y ella, si a éstas horas no tiene cliente, no tiene dónde pasar la noche. Son las tres de la mañana y calculo que la temperatura no excede ni los 5 o 6 grados Celsius.

 

Subimos a mi piso y nos preparo un trago, luego conversamos por un rato y nos desahogamos de nuestras tragedias personales, lloramos juntos, pues ambos vivimos sumergidos en la inmundicia humana de ésta ciudad de porquería.

 

Las substancias nos permiten sentirnos como seres humanos, y por un par de horas creamos la ilusión de estar vivos, de amarnos, de tener derecho a redención divina y humana.

 

Lloramos de nuevo en nuestros hombros y hasta podemos reírnos de los idiotas que estafamos a diario para poder sobrevivir.

 

Ella vendiendo su cuerpo golpeado por la heroína al placer carnal de los incapaces de hacer vida real, y yo empacando polvos de estrellas para las rameras y sus clientes para financiar mis propios vicios.

 

Hacemos el amor, sin intereses de por medio, ella para averiguar que se siente hacerlo por placer y no por dinero, y yo por sentir un cuerpo a mi lado que no me pide nada a cambio, ni fidelidad ni nada.

 

Nos despertamos en la mañana abrazados y confundidos por estar juntos. Volvemos a la realidad inclemente de nuestras verdaderas existencias destruidas por nosotros mismos.

 

Volvemos a ser la basura que nos da asco.

 

Ambos hemos caído en desgracia, ella puta, yo un vil traficante. Ni ella ni yo nos levantaremos nunca de la noche del tropiezo. . .

 

 

leopoldreinhardresch.jpg

Leopold Reinhard Resch nacio en Weiz Austria,  radicado desde temprana edad en Valencia-Venezuela. En la Noche del tropiezo nos enseña su caracter tragicómico, raras circunstancias de la vida que como  una serie de etapas, de incursiones hace que aprendamos las lecciones necesarias para cumplir el propio destino, sin el juego de las mascaras, sin necesidad alguna de dejar huella en la cotidianidad, va del idealismo adolescente a la trágica realidad que tocan los personajes en la entrada del tiempo.

 

Balada Para Ratas

 

No desees nunca la muerte de tu prójimo

queriendo que sea la tuya,

ni mires a los ojos

si vas a decir la verdad,

no te despidas

y si acaso das la mano

Asegúrate de que sepan

que no darás tu brazo a torcer,

Sueña mas, llora menos,

Putea mas, ríe menos

Porque el sueño y la ira

Son regalos de los dioses

y la risa y el llanto

Son vano Consuelo

 

Procura no hartar a todos

y llévate tu soledad a cuestas

En vez de regalarla por todo el mundo

y si a la hora del fin de tus días

ni siquiera ella te acompaña

Sácate los ojos con tus propias manos…

 

laura.jpg

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Laura Flòrez Daza (Colombia)

Asunto: Su escrito Primer Manifiesto Sudaca(Satira a una Prostituta Madre) ha sido eliminado


Enviado el: 2004-09-03 14:27:49
Remitente: operador

Estimado lacabezadelcordero, nos hemos visto en la necesidad de eliminar su escrito Primer Manifiesto Sudaca(Satira a una Prostituta Madre), puesto que el mismo incumple con las políticas de publicación de Predicado.com. Si desea volver a leer las políticas de publicación que usted aceptó al momento de registrarse en predicado haga clic aquí. Igualmente esta casilla de publicación no fue eliminada de su cuenta, por lo cual podrá volver a publicar otro escrito con cual que mantenga los lineamientos básicos de las políticas de publicación preestablecidas en nuestro contrato. En caso de no sentirse conforme con esta medida, lo invitamos a que se comunique con nosotros vía mensajes al operador; este servicio se encuentra ubicado en su panel de control en el bloque de Utilidades y ayudas



Saludos cordiales
Predicado LAD

A continuación la copia del escrito:

 

PRIMER MANIFIESTO SUDACA (Satira a una Prostituta Madre)

 

Yo que me confieso como el inmoral,

de ojos pronunciados

y pómulos sobresalientes,

con traje de gala

y manos temblorosas,

evidenciando con mi aspecto

todos los trastornos de la

opulencia en el subdesarrollo

me presento;

 

Soy hijo de blancos

ladrones sádicos y

criminales

de Indios primitivos y estúpidos,

 

Como miembro de la clase sudaca,

de la intelectualidad al

lado de la miseria,

 

ratifico la cínica tragicomedia

con una militancia mestiza hecha de la ausencia.

 

Como miembro de la clase Sudaca,

deambulo entre las leyes del manifiesto

Monárquico

 

observando los Toilets con lustros resplandecientes

encandecer a sus usuarios.

 

Propongo atacar España y violar a sus mujeres

para transplantar nuestras

necias costumbres herejes

utilizando los contactos de los sindicatos,

Sobornando con limosnas a las iglesias,

 

Propongo atacar España

y violar a sus mujeres para transformar

a los aposentos del catolicismo

en salas de recreación,

 

para que suelten la asfixia desencadenada

de la condición  Epica

y hagamos otra comunidad maldita,

 

donde el Rey de la comedia

no crea reconocer su identidad

y no tenga nada que defender,

nada de que burlarse ni de que

presumir,

 

Así prolongaríamos las orgias

hasta que de nuestros demacrados aspectos

nazca otro intento de generación

mas ingeniosa y bastarda.

 

 Marzo 2004 New York

 

Cuando pense que mi cabeza era la bola que repicaba dentro de la campana, tome el lapiz para librarme de viejos toxicos a los que recurria cuando estaba sin vida contemplativa..........Ahora es el grafito el que atenta contra mi.

 

 

Herederos del Caos